¿Cómo prevenir problemas de cimentación?

Las construcciones tienen diferentes etapas críticas que se deben monitorear para realizar con éxito la edificación, entre las más importantes se encuentra la elaboración de las cimentaciones ya que de ésta dependerá el adecuado desempeño de toda la estructura, si se presenta algún error en este punto se pueden tener consecuencias como la reparación de los daños que puede implicar un gran gasto tanto económico como en el uso de recursos humanos y el tiempo de la obra, para evitar esto es importante tomar medidas preventivas en las etapas de planeación, instalación y ejecución de la construcción.

En la planeación para construir los cimientos se debe empezar por establecer los espacios de trabajo de los colaboradores y de la ubicación de la maquinaria con el objetivo de que todo funcione correctamente, después de establecer las zonas se tiene que elegir el equipo adecuado para la construcción, hay que asegurarse de contar con el material correcto, de lo contrario se pueden presentar errores constructivos que no cumplan con los estándares de calidad. Lo mismo ocurre con los materiales que se vayan a utilizar ya se concreto, armex o hierro, todo debe coincidir con los requerimientos previamente establecidos, no se puede sustituir nada sin previa valoración y aprobación y si se hace debe quedar documentado.

En la instalación antes que nada se debe adecuar el terreno y delimitar las vías de acceso, zonas de acceso y descarga de material, si se realiza así se evitarán problemas como volcamientos o accidentes y ayudará a que la obra avance más rápido.

Durante la ejecución se deben realizar diferentes tipos de inspección tanto del proceso de la construcción, los materiales y los procedimientos y corroborar que todos cumplan con los estándares marcados, además si es una cimentación superficial se deben efectuar adicionalmente tres inspecciones antes de iniciar con el vaciado.

La primera inspección consiste en verificar las condiciones del terreno incluyendo el drenaje para evitar encharcamientos. La segunda inspección es antes de fundir el concreto ya que se debe comprobar que la mezcla cumpla con las características solicitadas. La última inspección se hace durante y después de la fundición del concreto y se revisa la vibración, compactación y que la superficie sea homogénea.

Los problemas de cimentación deben evitarse y en su caso repararse desde las primeras etapas. En Ferrex contamos con todo lo necesario para crear una buena cimentación y que la edificación tenga una buena calidad, llámanos y te brindaremos una asesoría para que no debas preocuparte por contar con los mejores materiales desde el inicio hasta el final de la obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *