¿Cómo poner un clavo en la pared sin dañarla?

Tips para usar clavos en concreto

Una de las tareas más comunes que se realizan durante la decoración de un espacio es colocar clavos, ya sea para unir algunas piezas, para mantener algo fijo o colgar algo. Aunque puede parecer una tarea muy sencilla si no se sabe cómo realizarla correctamente se podría dañar el material con el que se está trabajando o no estará bien colocado.

A continuación daremos algunas recomendaciones para poner correctamente un clavo.

Si el clavo debe ponerse en una pared lo primero que se tiene que hacer es tener cuidado con no golpear muy fuerte ya que se corre el riesgo de hacer un agujero mayor al que se requiere, incluso al aplicar mucha fuerza hasta los dedos podrían sufrir un golpe.

La manera correcta de clavar es sujetar el martillo por el mango y con la otra mano sujetar el clavo por la punta y ponerla sobre la pared donde se requiere. Después se dan ligeros golpes y hasta que nos cercioremos de que la punta del clavo está bien introducida en la pared, entonces se podrá retirar la mano que lo sujeta para que se continúen dando golpes hasta que quede completamente clavado.

En ocasiones será necesario hacer uso de un taladro para colocar un clavo, ya que se necesitará hacer un agujero con esta máquina para colocar un elemento conocido como “taco”, el cual puede ser de plástico o de madera, éste servirá para clavar dentro del clavo.

Si se tiene que clavar en una superficie de cemento se recomienda utilizar clavos para concreto. Puede resultar difícil clavarlos porque el área es muy dura y al golpearlo el clavo puede dañarse, y si no se tiene un taladro cerca el problema se complica más. Sin embargo, hay un pequeño truco que puede ayudar a resolverlo. Lo único que se requiere es de un corcho.

Lo que se hace es colocar el clavo en el corcho, el cual se deberá golpear con el martillo y contra la pared con movimientos lentos. Cuando el clavo ya está sobre la superficie se procede a retirar el corcho, el cual puede incluso cortarse con un cuchillo o un cúter para que sea más fácil retirarlo y el clavo permanecerá en su lugar sin sufrir ningún daño.

Con estas sencillas recomendaciones la tarea de clavar será mucho más fácil y rápida. En Ferrex tenemos el material que necesita para llevar a cabo sus proyectos. Contáctenos en el 55 32 56 86 para darle una cotización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *