Cómo elaborar fácilmente una mezcla con cemento

A muchas personas les gusta hacer por sí mismos sus construcciones, remodelaciones o reparaciones; al buscar el material más resistente y duradero, incluso bajo el agua, el cemento a granel o por bulto es el material ideal pues refuerza y sostiene cualquier tipo de cimientos, por lo que podemos utilizar el cemento para colar, reducir grietas, nos sirve como una especie de pegamento al levantar muros, techos e incluso para el concreto. Si busca cómo hacer su propia mezcla con cemento, a continuación le dejaremos una pequeña guía:

  • Hay que elegir el cemento a utilizar, el cemento Portland es el más utilizado por su composición, pero no es el único, existen otros tipos de cemento que brindan mayor resistencia a las temperaturas elevadas, al sulfuro o al agua. Pregunte por el material que necesita en la casa de materiales o almacén donde haga la compra.
  • Además de cemento necesitamos agregados: arena y grava, dos veces más arena que el tanto de cemento y tres veces más grava para una buena mezcla.
  • Preparar los materiales para la mezcla, con la ayuda de la pala mediremos las proporciones: una parte de cemento, dos de arena y tres de grava y los colocaremos sobre una superficie, con la pala debemos integrar los materiales hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Verter agua suficiente sobre la mezcla, tanta como sea necesaria; debemos controlar la consistencia para no pasarnos de líquido. Utilizar la misma cubeta o marcarla, nos permitirá medir la cantidad de agua que iremos colocando poco a poco y revolviéndola para que se integre perfectamente. Si la mezcla de cemento queda demasiado líquida es probable que sea menos resistente e incluso estropeemos la obra.
  • Colocar una lona sobre el suelo y acomodar ahí ¾ de la mezcla seca con agua (como en forma de fuente), podemos utilizar un rastrillo para mezclar mejor el cemento hasta que quede uniforme.
  • Utilizar la mezcla inmediatamente en el área deseada para evitar que se seque, una vez seca nuestra mezcla ya no podremos usarla.

Si nuestro proyecto es muy grande se recomienda contar con herramientas más poderosas como carretillas de cemento o mezcladoras portátiles, las cuales nos garantizan que el cemento tendrá la misma consistencia con un esfuerzo mucho menor.

Si la mezcla se ve seca, podemos añadir agua pero no dejarla demasiado líquida; el punto es llegar a un equilibrio entre los materiales, para lo que nos podemos basar en las recomendaciones del fabricante que vienen a un costado del bulto. En caso de adquirir el cemento a granel, podemos consultar con el asesor de ventas sobre las cantidades ideales de materiales y agua.

Contamos con materiales para construcción como cemento en bulto, saco, góndola o torton, además nuestros asesores podrán orientarlo para que escoja los materiales adecuados para su proyecto. Llámenos y pida su cotización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *