Haga usted mismo su suelo de piedra para jardín

como hacer suelo piedra

Aunque siempre existe la posibilidad de contratar a profesionales de la construcción para embellecer nuestro hogar, hacer algunas tareas menores por cuenta propia nos llenará no sólo de satisfacción, sino que además ofrece las ventajas de poder aprender algo nuevo, realizar acabados a detalle y gusto personal y, por supuesto, ahorrarnos algo de dinero.

Es por ello por lo que en esta ocasión le compartimos cómo hacer un suelo de piedra para la entrada de su casa, jardín, cochera o alguna otra zona exterior a la que quiera dar un toque especial.

Materiales

Arena

Cemento

• Piedras de musgo

• Agua

Herramientas

• Pala

• Carretilla

• Martillo tipo maceta

• Paleta

• Esponja

• Escoba o cepillo

Procedimiento

1. Se elabora el mortero en una carretilla vertiendo la arena y el cemento en una proporción de tres partes por una, moviéndolas hasta lograr que se integren bien. Posteriormente se hace un hueco al centro de la mezcla al que se le vierte agua suficiente para lograr una masa húmeda, consistente y uniforme.

2. Con la pala, se echa el mortero sobre el área a decorar. La manera de hacerlo es tirando sobre el suelo la cantidad suficiente para irle pegando de a poco las piedras, para lo cual previamente se extiende el mortero sobre la superficie con la paleta.

3. Se colocan las piedras sobre la mezcla fresca y con el martillo se les dan golpes para que se adhieran. El excedente de mortero que sobresale al hacer esta operación se aplana con la paleta para que las uniones queden lisas y en caso de que no sea suficiente para rellenar esos huecos se pone más mezcla en ellos y se vuelve a aplanar. En caso de estar trabajando bajo el sol, es posible mojar las piedras para que no se calienten y puedan ser manipuladas fácilmente.

4. Con la esponja, se limpian los excesos de mortero entre las coyunturas de las piedras esparciendo todo sobre ellas a manera de propiciar que la superficie quede pareja.

5. Ya seca, se barre la zona para finalmente limpiar las caras de las piedras una a una con la esponja, enjuagándola y exprimiéndola periódicamente para evitar ir dejando manchas.

Con esto, ya puede tener una idea de cómo realizar la decoración de un piso con piedra sin tener que recurrir al trabajo de un albañil.

En Ferrex podemos asesorarlo para que elija los productos más adecuados para su proyecto. Contamos con una gran variedad de materiales a los mejores precios y con entrega a domicilio en la Ciudad de México y área metropolitana. Llámenos y solicite una cotización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *